Categorie
Blog

DIEGO BESTARD, FOUNDER Y CEO EN URBANITAE

Empecemos con tu experiencia laboral, ¿cómo has llegado al fintech?

Aunque mi carrera profesional siempre ha estado ligada al mundo financiero, desde pequeño soy un apasionado de la tecnología. De hecho, estuve muy cerca de estudiar ingeniería informática, pero al final me decanté por estudiar empresariales. Durante mis años trabajando en distintos ámbitos del sector financiero, siempre he seguido de cerca todas las innovaciones, incluso antes de que se hablara tanto del fintech. En el año 2014 fue cuando empecé a trabajar directamente en una empresa del sector Fintech, con mi incorporación a un proyecto muy novedoso de financiación para pymes llamado Spotcap. Montamos Spotcap de la mano de Rocket Internet, una de las incubadoras de startups más importante del mundo. Nuestro equipo estaba basado en Berlín, pero el primer país de lanzamiento fue España. 

Cuéntanos cómo surgió la idea de lanzar Urbanitae

Con Urbanitae la idea fue clara desde el principio: al estar expuestos al mundo de la inversión profesional, vimos que pasaban por encima de la mesa oportunidades de inversión inmobiliaria muy potentes que al final descartábamos por estar fuera del scope de lo que buscábamos. Por otro lado, vimos que en el mercado de crowdfunding inmobiliario no se estaban haciendo las cosas bien, y que había un hueco claro para un player serio, riguroso, y transparente, que quisiera acercar la inversión inmobiliaria profesional al publico general. En 2017 decidimos lanzarnos de lleno y montamos Urbanitae, con el objetivo de permitir que cualquiera pudiera invertir en grandes proyectos inmobiliarios, con cantidades pequeñas de dinero. 4 años después, hemos cerrado un proyecto de inversión en Menorca de 1,8 millones de euros, entre 536 inversores, en cuestión de 30 minutos. 

¿Qué potencial de crecimiento tiene Urbanitae considerando las tendencias proptech?

El potencial de Urbanitae es brutal, ahora mismo estamos pasando por una tormenta perfecta para nuestro modelo de negocio. Por un lado, debido al COVID19 la banca está restringiendo mucho la financiación al sector inmobiliario, incluso para proyectos que no tienen deuda y que están ya 100% vendidos. La necesidad de la financiación alternativa para el sector inmobiliario nunca ha sido tan elevada. 

Por otro lado, los pequeños y medianos inversores tienen más apetito que nunca por invertir en el sector inmobiliario. Este sector se ha comportado de forma excepcional durante la crisis que hemos vivido, ya que partía de una base muy equilibrada, sin excesos de oferta y con una demanda sostenida y muy razonable. Si comparamos el comportamiento de la inversión inmobiliaria con la volatilidad que han vivido los mercados bursátiles durante el 2020, es lógico que el pequeño inversor quiera darle estabilidad a sus ahorros con un producto como el nuestro. Actualmente estamos cerrando proyectos en cuestión de minutos con sobredemanda.  

Según tu experiencia ¿Cuáles son los ingredientes para crear un fintech de éxito?  

Creo que lo importante es tener claro que, aunque las fintechs somos Startups, nos movemos en un sector (financiero) que no permite afrontar el reto de crecer como harían otros sectores. El “move fast and break things” de Facebook es una fórmula que asegura el fracaso en el sector fintech. Aquí, o haces las cosas con cabeza, rigurosidad, y seriedad, o tienes los días contados.  

Como vicepresidente de la asociación fintech española ¿Cuál crees que es el desafío más grande en los próximos años para el ecosistema fintech español?

Creo que el fintech está entrando en una fase de maduración, y que vamos a ver la consolidación de muchas de las principales compañías en nuestro mercado. Quizás el desafío más grande para nuestro ecosistema es la capacidad de nuestras empresas de salir al extranjero y convertirse en empresas multinacionales. Otro gran reto para el fintech español y en general el sector estartapero, es empezar a ver grandes exits vía compras o fusiones con el mundo coorporate, o salidas a bolsa. 

Te hacemos una última pregunta para que pueda ser de ayuda a la comunidad de FT, ¿qué piensas que podría ser mejor para un joven, empezar en el mundo laboral con una start-up con fuerte capacidad de innovación o con una big corporation?

Esto depende mucho de la empresa y la persona, pero me atrevería a decir que, en la mayoría de los casos, la experiencia que se adquiere trabajando en una startup es mucho más formativa que en una gran corporación. Las startups tienden a ser empresas mucho más horizontales, en las que un becario se sienta al lado del CEO y del equipo directivo, así como de los equipos técnicos. El hecho de estar tan expuesto a como funcionan todas las partes de una empresa permite adquirir una visión muy completa de los negocios. 

Ahora bien, las startups no son para todo el mundo, y el carácter caótico y desestructurado de las mismas puede ser muy desoriéntate para algunos. En una startup normalmente está todo por hacer, hay muy pocas reglas, y sobre todo al principio, se busca gente que venga a aportar y a ser tremendamente proactivo. Si eres una persona que necesita que te marquen un rumbo, te lleven de la mano, y te expliquen como se deben hacer las cosas, probablemente te desenvuelvas mucho mejor en un entorno corporativo. Por otro lado, las probabilidades de acabar en una startup que sea exitosa son muy bajas, ya que no solo hay pocos proyectos en España, si no que la mayoría acaban fracasando.

Categorie
Blog

HUGO SÁNCHEZ RODRÍGUEZ, HEAD OF INTERNATIONAL EXPANSION EN KINEOX

Empecemos con tu experiencia laboral, ¿Cómo has llegado al fintech?

Siéndote honesto, nunca tuve en mente el incorporarme al sector financiero. 

Tras casi 4 años de estar expatriado en Chile, en dónde ocupé cargos de dirección comercial y desarrollo de negocio en empresas digitales, el mundo de las Fintech no era algo que tuviese presente, hasta que me incorporé a Creditea como channels manager, con el desafío de crear nuevos canales que contribuyeran al desarrollo de negocio de Creditea en España. Esta oportunidad me permitió introducirme en este apasionante mundo y estar en contacto con grandes empresas y profesionales del sector, de los que he ido aprendiendo cada día. 

En Creditea fui evolucionando y ocupé las posiciones de head of marketing & sales y de operations manager, dónde gestionaba los departamentos de collections y credit &risk. Esta última hizo que conociese más en profundidad a Kíneox y que la colaboración que ya existía evolucionase mucho más mediante la implementación de soluciones más avanzada, que permitieron una mejora de eficacia y eficiencia en el área de collections de la compañía, a la vez que mejorábamos la experiencia de los usuarios. 

Toda esta evolución en los últimos años ha hecho que a día de hoy siga desarrollando mi carrera profesional en el sector Fintech, y me ha traído hasta Kíneox, dónde me he incorporado para liderar la expansión internacional de la empresa.

Cuéntanos lo que hacéis en Kineox

Somos una Fintech que optimiza procesos de pago y recobro temprano aplicando modelos predictivos y soluciones SaaS. Somos pioneros en Europa en la transformación de los procesos de recobro, de un modelo manual intensivo en mano de obra a un modelo digital y automatizado, auto gestionado por el usuario. 

En 2012, lanzamos la primera versión de KX CollectionSuite, nuestra plataforma de recobro digital automatizado. Desde esa primera versión, una web de pago, hemos ido evolucionando nuestra solución hasta convertirla en un portal de pago “inteligente” y personalizado (Soluciones basadas en Data Analytics que predicen comportamientos y ofrecen una experiencia personalizada), donde el usuario puede resolver su situación por sí mismo, 24/7, de forma fácil, rápida, flexible y segura, desde su móvil, tablet u ordenador, pagando a través del medio de pago que prefiera en cada momento.

Desde la perspectiva del cliente empresa, nuestra solución se convierte en un partner ideal: una solución SaaS, de fácil implementación y rápido Time To Market, “marca blanca”, con la que el creditor empieza a recuperar impagos desde el primer día y de forma gradual, y los recupera antes, aumentando la eficacia y reduciendo los costes de sus operaciones de recobro, protegiendo su reputación e incrementando el NPS de sus clientes.

¿Qué potencial de crecimiento tiene Kineox considerando las tendencias fintech en Europa?

Alto, eso creemos. Tendencias como la híper digitalización, el Open Banking, el Blockchain, “el poder de los datos”, la personalización o el foco en una buena experiencia de pago avalan el modelo de Kíneox. Además, la sensibilidad social (Cada vez más presente en el legislador europeo y sus leyes) del respeto a la persona, su intimidad y reputación, avalan soluciones más “friendly” y auto gestionadas como la nuestra para la recuperación de deuda. Creemos en que una solución como la de Kíneox conecta muy bien con la percepción estratégica que, cada vez más, tienen los creditors sobre sus impagos: la evolución del concepto “deudor” a un concepto “cliente” en una difícil situación temporal. El creditor necesita regularizar la situación, pero sin el riesgo de perder a un “buen cliente”.   

Según tu experiencia ¿Cuáles son los ingredientes para crear un fintech de éxito? 

Creo que como pasa con cualquier sector que está en auge se han empezado a crear un un sinfín de empresas, pero lo que yo destacaría como lo más importante y que creo no es ningún secreto, es lo siguiente:

  • Es importante tener claro qué solución se está aportando al mercado y a quién se está dirigiendo. Crear algo con una orientación cliente desde el inicio, en el que la experiencia de uso y las necesidades que cubra hagan que la empresa se integre en el día a día del usuario.
  • Hacer uso de la tecnología en la medida en que ésta no lastre el futuro. Tenemos la experiencia de grandes empresas que a día de hoy se ven limitadas por los desarrollos tecnológicos del pasado, al igual que otras que por utilizar lo más vanguardista incurren en costes inapropiados para su modelo de negocio.
  • Poder garantizar seguridad a los usuarios. Sin duda una de las mayores causas del desuso de soluciones tecnológicas es la desconfianza a la hora de quién y cómo podrá acceder a tus datos. Transparencia y seguridad son claves.
  • Soy un fiel creyente de que las empresas son personas, por lo que tener un buen equipo es clave. Hay mucha fuga de talento por tener malos gestores.

¿Cuál crees que es el desafío más grande en los próximos años para el ecosistema fintech español?

Creo que se debe trabajar mucho en la línea de la educación financiera y en una regulación que permita el desarrollo del ecosistema de una forma apropiada y con unas bases claras.

Pienso que la educación financiera es clave, porque cada día vamos a tener más y más soluciones a nuestro alcance. Para quitarnos el miedo y lanzarnos al uso es importante tener unas bases de conocimiento que nos permita saber de qué nos hablan las nuevas empresas, así como los potenciales beneficios y riesgos a los que podemos estar expuestos. Creo que en pleno siglo XXI no podemos seguir argumentando que firmamos contratos sin un conocimiento mínimo de lo que nos están hablando. Esto hará que la toma de decisiones por parte de los usuarios sea más clara y la gestión personal de las finanzas mucho más adecuada.

En cuanto a la regulación, es crucial que exista un marco legal que regule la operación de estas nuevas empresas y que se adapte al entorno actual y permita la competencia, entendiendo e incluyendo los nuevos modelos de negocio.

Te hacemos una última pregunta para que pueda ser de ayuda a la comunidad de FT, ¿qué piensas que podría ser mejor para un joven, empezar en el mundo laboral con una start-up con fuerte capacidad de innovación o con una big corporation?

Yo creo que para empezar en el mundo laboral lo más importante es tener ganas, ilusión, y ganas de comerse el mundo, por lo que independientemente del modelo de empresa, si es una start-up o una big corporation, lo que es clave es que la empresa, el proyecto y quien vaya a ser tu jefe/responsable te motiven.

Ambos modelos de empresa aportan mucho y tienen sus ventajas e inconvenientes, por eso lo que nunca hay que olvidar es que la primera no tiene por qué ser la última, así que lo mejor es sacar el mayor partido a cada una de las experiencias y en el momento que se considere que se ha tocado techo o que la evolución profesional no va por el camino que se desea, se genere un cambio.

Categorie
Blog

PABLO GASALLA, CO-FOUNDER Y CEO DE RITMO

Empecemos con tu experiencia laboral, ¿Cómo has llegado al fintech?

Mi primera experiencia laboral fue en BBVA y desde entonces siempre he tenido cierta atracción por el Sector Financiero. Es un mundo con el que nunca he dejado de tener contacto de una u otra forma mientras trabajaba en otros proyectos digitales.

El paso definitivo lo di en 2009 con el lanzamiento de iahorro.com. Fue un proyecto muy bonito que nació para tratar de solucionar los problemas e inquietudes del consumidor al contratar productos bancarios de todo tipo, desde una hipoteca hasta una simple cuenta bancaria.

Una de las características de la banca es que sus productos son poco claros y poco transparentes. A esto se suma la falta de cultura financiera general en España con crecientes asimetrías en conocimiento a favor de la banca. Esto se traducía en claras ineficiencias que desde Iahorro tratamos de solucionar, también como una suerte de servicio de atención al usuario bancario español.

A partir de ahí he tenido la oportunidad de participar en otros proyectos fintech como TheCrowdAngel, una de las primeras empresas de equity crowfunding y de seguir  adentrándome en el espacio de fintech

Fruto de esa especialización ayudé a crear la Asociación Española de Fintecth e Insurtech (AEFI) con el objetivo de democratizar el uso de las fintech en la Sociedad y defender el sector, así como de actuar como una voz integrada ante las administraciones públicas, reguladores y supervisores.

Cuéntanos ¿cómo surgió la idea de lanzar Ritmo? 

Como emprendedores en serie de proyectos digitales que somos los socios fundadores de Ritmo, nos hemos enfrentado con dificultades al financiar el crecimiento de nuestras empresas.

Hemos desarrollado proyectos con buenas métricas y crecimientos saludables, que tuvieron dificultades para crecer porque no logramos la financiación necesaria. Por eso decidimos lanzar Ritmo, para ayudar a los negocios digitales a crecer. Ritmo está creado por emprendedores, para emprendedores.

Los tres socios fundadores somos emprendedores y nos hemos visto en las mismas circunstancias o similares. La dificultad para acceder a la financiación bancaria y la necesidad de tener que convencer a venture capital o business angels del proyecto más allá de lo que dijesen las métricas y datos del negocio.

Con Ritmo queremos ofrecer un modelo diferente y ayudar al emprendedor a crecer como nos gustaría que nos hubiesen ayudado a nosotros, con una financiación basada en los datos de la empresa.

El modelo de financiación de Ritmo es rápido, flexible y 100% amigable para la empresas y el emprendedor. 

Su funcionamiento es muy sencillo, ayudamos a las empresas a crecer con financiación a cambio de un porcentaje de sus ventas futuras hasta que terminen de devolver el dinero adelantado. Nos adaptamos siempre al ritmo de la start up.

Para tomar la decisión analizamos las principales métricas de la empresa, sus datos de marketing y ventas a través de sus plataformas digitales. Introducimos estos datos en nuestro sistema de inteligencia artificial, que nos genera una predicción de los ingresos futuros. En función del resultado de nuestro análisis, en menos de 24 horas preaprobamos el proyecto y nos ponemos en marcha para hacerle llegar la financiación. Fácil, sencillo y 100% basado en datos.

¿Qué potencial de crecimiento tiene Ritmo considerando las tendencias fintech?

La pandemia ha creado un caldo de cultivo idóneo para que surjan fórmulas de financiación alternativa como la nuestra. Por un lado, el ecommerce y las empresas online se han disparado en número y facturación en esta nueva “Stay at home Economy”. Por otro lado, las fuentes de financiación de crecimiento tradicionales como el venture capital se han vuelto más conservadores. 

Esto deja a las empresas que más están creciendo con la crisis en busca de alternativas de financiación para seguir creciendo y hacerlo más rápido. Ritmo cubre esa necesidad para las empresas online que tengan una trayectoria positiva, con ingresos predecibles o recurrentes. Empresas de ecommerce, SAAS, plataformas digitales, y otros negocios digitales con consistencia en sus ingresos y métricas.

Sólo en lo que llevamos de 2021 hemos financiado más de tres millones de euros a comercios online y esperamos superar los 15 millones para todo el ejercicio. Nuestro objetivo es ayudar a más de 1.000 ecommerce en España a escalar y crecer en los próximos años. 

Según tu experiencia ¿Cuáles son los ingredientes para crear un fintech de éxito?  

En mi experiencia hay cuatro pilares clave para crear una fintech, aunque en realidad se pueden aplicar a cualquier empresa.

  • Entender bien cuál es tu misión, saber qué ofreces y qué buscas. Si no tienes claro este punto es muy fácil perderse. En nuestro caso, la misión es clara: ayudar a los emprendedores a crecer.
  • Rodearte del mejor equipo, porque al final una empresa llega siempre hasta donde le lleva su equipo humano.
  • Contar con respaldo financiero de profesionales e instituciones que entiendan la industria en la que te mueves, especialmente en un entorno tan cambiante como el fintech. 
  • Generar confianza, porque al final no dejas de estar ofreciendo una solución innovadora dentro de un área tan tradicional y delicada como las finanzas.. Sin esa confianza es imposible salir adelante.

Y, por último, como con cualquier start up, seguir la máxima de  “ejecución, ejecución, y ejecución” porque de nada sirve levantar un castillo en el aire. 

¿Cuál crees que es el desafío más grande en los próximos años para el ecosistema fintech español?

El gran reto del ecosistema va a ser generar confianza, tanto en inversores como en consumidores. 

Otro de los retos es que las iniciativas que surgen en el ámbito fintech terminen llegando a los consumidores en un país tan bancarizado como España. Por fortuna, las nuevas generaciones están cada vez más alejadas de la banca tradicional y son más receptivas a los nuevos modelos financieros.

El desarrollo de una cultura financiera es otro de los desafíos, no solo para las personas, sino para las empresas y específicamente para los emprendedores digitales.

España como país necesita  un mayor desarrollo real de la innovación financiera, en lugar de importar modelos y empresas internacionales. 

El Sandbox financiero que se aprobó en octubre de 2020 puede ser un gran impulso para todos los proyectos del sector y una fórmula para acelerar su aprobación e implantación.

Te hacemos una última pregunta para que pueda ser de ayuda a la comunidad de FT, ¿qué piensas que podría ser mejor para un joven, empezar en el mundo laboral con una start-up con fuerte capacidad de innovación o con una big corporation?

En mi opinión, más importante que el tipo de empresa en el que se empieza es la cultura de la empresa y, sobre todo, contar con un buen jefe. Para mi esa es la clave en los comienzos de la carrera profesional, estar a cargo de una persona que sea íntegra, profesional, exigente, que practique el refuerzo positivo y sea optimista.

Dicho esto, creo que una big corporation no es el mejor lugar para dar tus primeros pasos laborales, pero sí quizás una consultora, que aporta método, enseña esfuerzo y provee diversos proyectos para el aprendizaje;  o en una start-up, que enseña a buscarse la vida a uno desde el principio, a trabajar en entornos cambiantes e innovadores. En definitiva, las startups de hoy serán los grandes generadores de empleo de mañana. 

Categorie
Blog

RODRIGO GARCÍA DE LA CRUZ, CEO AT FINNOVATING

Empecemos con tu experiencia laboral, ¿cómo has llegado al fintech?

Empecé mi trayectoria profesional en el mundo tecnológico, programando robots y complejos autómatas, como ingeniero que soy. Pero siempre me había atraído mucho las finanzas, de ahí que también estudiara ADE, lo que hizo que en 2004 aterrizar en el sector financiero para pasar allí 12 años en entidades como Citi, Barclays o Banesto. Pero tras la crisis de 2008 entendí que el sector financiero tenía que transformarse tecnológica y digitalmente más allá de aquella crisis. Es en 2011 cuando decido hacer un Executive Máster en Dirección de Entidades Financieras, donde descubro que la tecnología iba a cambiar la banca para siempre. Tras un proyecto fin de máster premiado, decido crear el primer Programa Directivo en Banca Digital y FinTech en 2012-2013 donde empiezo a crear el primer ecosistema FinTech en España.

En 2015 dejo Citibank para lanzarme de lleno al sector de la innovación lanzando una mi propia FinTech, un vehículo de inversión en FinTech y lanzar junto con otros emprendedores la Asociación Española de FinTech e InsurTech en 2016. Desde entonces, llevo trabajando e impulsando el sector en España y a nivel Internacional.

¿Cuáles son los ingredientes para crear un ecosistema FinTech de éxito?  

Para crear un ecosistema líder en FinTech, hay que contar con 6 grandes ingredientes, como se muestra en la siguiente infografía creada por el equipo de Finnovating:

Primero, contar con un ecosistema de emprendedores, FinTech y entidades financieras suficientes para generar tracción.

Segundo, contar con vehículos de inversión, tanto públicos como privados, suficientes para dotar de la gasolina suficiente a las startups para crecer, escalar y competir.

Tercero, contar con un entorno regulatorio adaptado a la innovación FinTech, con criterios de proporcionalidad, adaptabilidad regulatoria y supervisora alineada a los rápidos cambios del sector. Herramientas como el Sandbox es una de las mejores estrategias para ello, como es el caso de España.

Cuarto, contar con un mercado de potenciales clientes suficiente para crecer y una geolocalización estratégica para escalar e internacionalizarse. España para ello cuenta con el mercado único europeo, pero además con toda la región latinoamericana.

Quinto, contar con el talento y las escuelas de formación necesarias para crear perfiles técnicos adaptados a las necesidades de la innovación de las FinTech.

Y sexto y último, contar con una buena calidad de vida como país para atraer talento e inversión internacional. España en este punto también cuenta con una gran oferta formativa. De hecho, yo dirijo dos de los referentes en España, el Fintech & Digital Banking Executive Program (FiDEx) y el Insurtech & Digital Insurance Executive Program (iDEx) en Afi Escuela de Finanzas.

Desde tu experiencia como profesor, ¿Cómo crees que se pueda mejorar el nivel de educación financiera en Europa?

A día de hoy, toda educación debe llevar unida la incorporación de competencias digitales, y en especial en el sector financiero. Que los estudiantes universitarios incorporen estos conocimientos es clave para el futuro del sector financiero europeo. Pero más en el corto plazo, es clave que las entidades financieras inviertan más en formar digitalmente a sus empleados para transformar desde dentro las organizaciones. De hecho, la transformación digital empieza en las personas.

¿Cuál crees que es el desafío más grande en los próximos años para el ecosistema FinTech español?

Para mi hay dos grandes desafíos. 

El primero la captación de capital que como se ve en este informe de inversión en FinTech europeo de Finnovating donde se ve que España está aún lejos de los volúmenes que debería de tener para el volumen de FinTech y el peso financiero que tiene a nivel europeo.

Por otro lado, la internacionalización y escalabilidad de nuestras startups. Para ello, en el nuevo entorno post-Covid19, donde la mayoría de los negocios, búsqueda de partners y cierre de inversores, se hará digitalmente, buscar espacios digitales para ello será clave para crecer.

Por estos dos motivos, llevo trabajando más de un año en lanzar la Plataforma FinTech de Matching as a Service de Finnovating, para conecta a 50.000 FinTech, 5.000 inversores y 10.000 corporaciones para escalar la colaboración y co-creación en base a la tecnología.                                                                             

El objetivo es revolucionar la forma en que hoy se escala la innovación y la inversión en los servicios financieros y de seguros. Además, será el punto de encuentro global de la innovación y las nuevas tecnologías, con el objetivo de digitalizar y escalar la innovación y la inversión en los servicios financieros y de seguros. El sector llevaba pidiendo un espacio abierto donde conocer y darse a conocer, por eso lanzamos este LinkedIn de las FinTech para conectar a todos los interesados en la Innovación. Cualquier empresa ya puede formar parte de la Wainting list.

Te hacemos una última pregunta para que pueda ser de ayuda a la comunidad de FT, ¿Qué piensas que podría ser mejor para un joven, empezar en el mundo laboral con una start-up con fuerte capacidad de innovación o con una big corporation?

Recomiendo totalmente trabajar en una start-up para conocer de lleno cómo funciona una compañía 360 grados. Ya lo dice Jack Ma, fundador y CEO de Alibaba, “Cuando tienes entre 20 y 30 años, debes seguir a un buen jefe, un buen proyecto y unirte a una buena compañía para aprender a hacer las cosas correctamente”.Pero los jóvenes cada vez tienen más complicado aceder al mercado laboral y sus primeras experiencias son clave para su futuro profesional. Por eso desde Finnovating hemos creado el primer FinTech Bootcamp donde más de 25 alumnos de la universidad empezaran un programa de inmersión Fintech que durará 3 meses para adentrase de lleno en este sector. Nuestro objetivo es que dure tres meses y que pueden pasar al año más de una centena de alumnos universitarios de más de 15 escuelas nacionales e internacionales, creando sólidos puentes entre la Universidad y la industria FinTech.

Categorie
Blog

NACHO BAUTISTA, CEO Y CO-FUNDADOR DE FUNDEEN

Empecemos con tu experiencia laboral, energías renovables y finanzas han estado siempre tu carrera profesional, hasta llegar al fintech, ¿Correcto?  

Yo soy ingeniero civil y graduado en Ciencias Ambientales y, como dices, comencé mi carrera gestionando y evaluando proyectos de energías renovables para fondos de inversión. De modo que sí, renovables y finanzas han estado siempre presentes en mi trayectoria profesional. De hecho, que haya fundado una fintech junto a mi hermano Adrián, también ingeniero civil, creo que ha tenido que ver más con nuestra experiencia previa que con nuestra formación. Y en el hecho de habernos lanzado a montar una empresa creo que también ha influido otros factores: la conciencia medioambiental, las ganas de emprender en Ávila, nuestra ciudad natal, o que nuestros padres sean autónomos desde que tenemos consciencia. En definitiva, son muchos los factores que nos han traído hasta aquí.

Cuéntanos más sobre fundeen, ¿Cómo surgió la idea de emprender en este sector?

Como decía, yo trabajaba gestionando y evaluando proyectos de energías renovables para fondos de inversión. Gracias a esto, detecté que, además de ser positivas para el medioambiente, las renovables ofrecen un binomio rentabilidad-riesgo realmente interesante. El problema era que, de acuerdo con la ley, el ticket mínimo para participar en uno de estos fondos para los que yo trabajaba es de 100.000 €, aunque en la práctica se sitúa más bien en el entorno de los 200.000 o 250.000 €. 

Así fue como, tras hablarlo con Adri, tuvimos la idea de democratizar la inversión sostenible a través de una plataforma de crowdfunding. Y ahora, con Fundeen, los pequeños ahorradores también pueden participar en la financiación de este tipo de proyectos desde solo 500€ y recibir beneficios por ello. 

Con la financiación participativa no solo facilitamos que los particulares puedan rentabilizar sus ahorros invirtiendo en iniciativas éticas y medioambientalmente responsables, también ayudamos a impulsar proyectos de renovables que, por su tamaño, no siempre interesan a los grandes bancos y compañías eléctricas. 

Después de 3 años desde el lanzamiento, ¿Cuáles crees que son los ingredientes para ofrecer un buen producto de inversión sostenible? 

Emprender es siempre una aventura, especialmente si tu propuesta es tan disruptiva y compleja como la de Fundeen, y eso te lleva a descubrir multitud de “ingredientes” importantísimos para ofrecer un buen producto. Es un aprendizaje continuo, pero, si tuviese que destacar algún componente clave para la inversión sostenible, diría que el rigor y la transparencia. 

Por ejemplo, obtener la licencia de la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha sido uno de los retos más complicados y excepcionales a los que nos hemos enfrentado en Fundeen. Tardamos 15 meses en conseguir la autorización para empezar a operar, lo que se tradujo en retrasos y desajustes que podrían haber acabado con la empresa. Pero no fue así, salimos adelante y lo hicimos paso a paso, respetando las reglas del juego y siendo muy escrupulosos con el cumplimiento de la normativa. 

Nosotros hablamos abiertamente de cómo calculamos la rentabilidad de un proyecto, o cuáles son los requisitos para que consideremos que una oportunidad de inversión es apropiada para financiar a través de la plataforma. Esta transparencia genera confianza en nuestros usuarios y podemos avanzar con paso firme porque, precisamente, somos rigurosos con lo que hacemos.

En Fundeen queremos que los pequeños ahorradores se beneficien de la inversión en renovables, que es rentable por sí misma, sin necesidad de retorcer los números para prometer rentabilidades mágicas. En el mundo de la inversión, sostenible o no, no puedes sacrificar tu credibilidad simplemente para seguir creciendo. Al final, nosotros nos limitamos a hacer nuestro trabajo con rigor y trasparencia, algo que, por otro lado, tiene bastante de revolucionario en el sector de la inversión.  

¿Cuáles crees que fueron los efectos de la covid que más afectaron al sector fintech?

No creo que podamos decir que la covid ha afectado a las fintech, al menos no sin matizarlo. Sin duda esta crisis ha cambiado y ha alterado nuestros hábitos de consumo, pero, viendo el panorama increíblemente difícil que se presenta en otros sectores, diría que el fintech no es de los peor parados y creo que a medio-largo plazo se verá beneficiado. El mundo de la inversión en particular, digital o no, sí que se ha resentido más. Los ahorros de las familias se han visto reducidos y posiblemente también se hayan “acobardado” ligeramente.

Sin embargo, es evidente que la covid ha impulsado, en general, todo el ecosistema digital, desde las plataformas de streaming hasta la industria del videojuego, en detrimento de otros modelos de negocio tradicionales como las salas de cine. Respecto a las fintech, creo que pese a que sean tiempos complicados para casi todos los sectores económicos, la covid ayudará en la adopción de los modelos de negocio digital que proponemos. 

En Fundeen hemos vivido un año difícil, lleno de altos y bajos. Hemos logrado importantes hitos durante este año, como financiar colectivamente un proyecto de un millón de euros o alcanzar los 5.000 usuarios registrados en la plataforma. Estas son, sencillamente, cifras récord en España. No obstante, no nos hemos librado de sufrir algunas dificultades. Por ejemplo, plazos de construcción en los proyectos que se demoran por el confinamiento, acuerdos que no terminan de materializarse… e incluso inconvenientes a nivel interno que, aunque no hayan tenido un gran impacto en el rendimiento de la compañía, también han supuesto un desafío para el equipo.

 ¿Cuál crees que es el desafío más grande en los próximos años para el ecosistema fintech español? 

Sinceramente creo que los mayores desafíos se presentan en los sectores tradicionales y no tanto en el fintech, más aún después de la época que nos está tocando vivir. Creo que el viento sopla a nuestro favor.

Pero para contestar a la pregunta, diré que el reto más importante que nos depara como sector es construir la confianza que un sector de la población tiene en los servicios financieros tradicionales. Aunque hayamos tenido alguna decepción que otra, la mayor parte de la población sigue o seguimos confiando en un banco tradicional para casi todo. Necesitamos seguir construyendo la confianza que requiere una persona para depositar los ahorros de su familia en un neobanco o para invertirlos en un crowdfunding. 

Te hacemos una última pregunta para que pueda ser de ayuda a la comunidad de FT, ¿Qué piensas que podría ser mejor para un joven, empezar en el mundo laboral con una start-up con fuerte capacidad de innovación o con una big corporation? 

En realidad, opino que ni empezar tu carrera en una star-tup disruptiva ni hacerlo en una big corporation es garantía de nada, ni de alcanzar el éxito, ni de obtener aprendizaje alguno. Creo que tiene que ver más con tu actitud y con tus ganas de crecer como persona y como profesional. Antes de montar Fundeen, mi hermano Adrián trabajaba en un grupo ex-IBEX35 y yo en una empresa de 50 trabajadores.

Categorie
Blog

TENDENCIAS FINTECH DE 2021 SEGÚN FINTECH TITANS

No podíamos empezar este año sin hablar de las tendencias fintech de 2021.

Llevamos varios años hablando de las fintech y en el 2020 las “finanzas tecnológicas” han demostrado su gran valor y potencial.

Este año, que como sabemos nos ha alejado físicamente, ha puesto en evidencia la necesidad de soluciones tecnológicas aplicadas a un mundo financiero históricamente reticente al cambio.

Así que es hora de hacer un balance y compartir las que creemos que son las 5 tendencias fintech para 2021.

1) Tendencias Fintech 2021: El auge de los sistemas de pago

Las compras online se han convertido en la norma y el año 2020 ha hecho explotar el sector de forma exponencial, el contactless y el código QR representan ya el futuro de los pagos.

Cabe destacar el cierre de una ronda de 93 millones de euros en noviembre por parte de Satispay (una empresa italiana), en la que participaron Square inc y Tencent.

Otra prueba de que se trata de un sector de rápido crecimiento, por si hiciera falta, es el hecho de que empresas como Enel X (Endesa X) han empezado a invertir en este vertical para desarrollar su propio sistema de pago.

2) Préstamos digital y big data (lending as a service)

Cada vez será más importante saber cómo se comporta una empresa para poder conceder un crédito mejor y más oportuno.

Conocer el historial de tesorería de una empresa será la clave para conceder un crédito.

En este sentido, los big data y la integración que aporta el open banking a través de las APIs de las plataformas que se encargarán de esta actividad se vuelven cruciales. Seguirán la trayectoria de las empresas para conocer su rendimiento y evitar el riesgo de impago de la deuda.  

3) Inversión en Deeptech

Deeptech es un término que recoge diferentes tecnologías que serán revolucionarias en el ámbito fintech, entre las muchas que hay mencionamos:

  • La inteligencia artificial, aplicada a las finanzas, podría conducir a la eliminación de errores en los procedimientos bancarios. En el Insurtech, por ejemplo, gracias a la ayuda del Big Data, se podrían reducir los errores en las previsiones de riesgo, con una importante ventaja en el coste de las primas para el cliente final.
  • El blockchain aplicado en el ámbito de los pagos para hacer las transacciones cada vez más seguras y transparentes, con una mejora en la trazabilidad de los movimientos de dinero a través de cuentas y monederos.

La cuna de la deeptech se encuentra en Israel, basta con mirar el mapa de la deeptech del ecosistema israelí para ver la existencia de más de 150 realidades.

trend fintech 2021

4) Enfoque en Regtech

Regtech coincide con el uso por parte de las empresas de herramientas tecnológicas para apoyar los procedimientos de compliance, conformidad y respeto de las normas y reglamentos.

En este sentido, recordaremos cómo ya en 2015 las Regtech fueron identificadas, por primera vez, por el regulador británico FCA (Financial Conduct Authority) como:

“Un subconjunto de fintech que se centra en las tecnologías que pueden facilitar el cumplimiento de los requisitos normativos de forma más eficiente y eficaz de lo que ya es el caso”.

En un mundo como el de las finanzas, hecho de regulaciones y ahora más que nunca de tecnología, el Regtech sólo puede ser una tendencia que crecerá en paralelo.

5) Tendencias Fintech 2021: Wealthtech

¿Puede uno de los sectores más intensivos en recursos humanos del mercado dar espacio a la tecnología? En nuestra opinión, y no sólo en la nuestra, sí.

trend fintech 2021

Esto no significa que el ser humano vaya a ser suplantado por la tecnología, sino que será de gran ayuda en la gestión de las inversiones.

La tecnología que más está llamando la atención es el robo-advisor. Por citar un dato: los activos gestionados por el robo-advisory han registrado un x 2,5 desde 2018 hasta la fecha.

Para las empresas de gestión de patrimonios, esto supone una importante reducción de los costes de las comisiones. Una variable que se encuentra cada vez más bajo la lupa de generaciones como los milenials y  generación Z, futuras poseedoras del capital.

Conclusiones

Para terminar, nos gustaría lanzar un deseo. Se ha hablado mucho de las tecnologías financieras en los últimos años, pero las necesidades y los problemas que pueden satisfacerse y solucionarse respectivamente con las tecnologías financieras nunca habían salido a la luz.

Entre los grandes retos del sector está la colaboración entre las fintech y los bancos, pero sobre todo la colaboración entre los actores del mercado financiero a través de la creación de consorcios fintech y gracias al trabajo de las asociaciones.

Sólo remando en la misma dirección será posible impulsar el sector hacia una fase sucesiva y ciertamente más madura.

Categorie
Blog Spain

ISABELLA SEVILLA Y MARI-CARMEN MARX DE F10

FT: Empecemos con vuestras experiencias laborales, contadnos, dónde empezastéis y ¿a qué os dedicáis hoy en F10?

Isabella Sevilla: Soy parte del equipo F10 en España en el papel de “Ecosystem Lead”. Esto significa que soy responsable de conectar a las diferentes personas y empresas que son importantes para impulsar la innovación en la industria bancaria y de seguros. Esto incluye la relación con los mejores expertos que están asesorando a nuestras startups. Pero también la conexión con los reguladores relevantes, la academia y los medios de comunicación.

Mari-Carmen Marx: Soy parte del equipo directivo que lidera la expansión de F10, una incubadora y acelerador originario de Suiza, a España. Aterrizamos en España a principios de septiembre y hemos estado ocupados preparando todo desde entonces. 

FT: ¿Por qué F10 decidió apostar por España para establecer su programa de incubación y aceleración? 

En España hemos visto un gran potencial en el sector de los bancos y las aseguradoras ya que el ecosistema innovativo en estos sectores es actualmente subdesarrollado a nivel mundial junto con un reciente crecimiento en la inversión de startups tecnológicas. Con el apoyo de SIX y BME, estamos seguros de que podemos aprovechar mucho de este potencial para impulsar el ecosistema de innovación español.

Con nuestras otras oficinas en Suiza y Singapur, el mercado español también nos da acceso al mercado de la UE por un lado, así como una puerta al mercado latinoamericano por el otro. Esto es importante para nosotros ya que estamos buscando construir una red de innovación realmente global.

FT: ¿Qué hace a F10 único y cómo podríamos conocer más sobre el ecosistema? 

Con F10 estamos creando un ecosistema centrado en la creación de innovación para el sector bancario y de seguros, y nos enfocamos en las verticales FinTech, InsurTech, RegTech y DeepTech, aportando una red internacional. No es solo la experiencia en los programas, sino la capacidad de intercambiar experiencias y de aprovechar la visibilidad que le da a las empresas, las startups y hasta a los inversores.

También fuimos capaces de construir un excelente historial en los últimos 5 años con más de 120 startups exitosas que recaudaron más de 100 millones de dólares en capital inicial. También estamos contentos de que empresas destacadas formen parte del F10, como Generali, SIX, Julius Baer y muchas más… y pronto podremos anunciar oficialmente a destacadas empresas españolas que se unan al F10.

Por lo tanto, si eres una empresa, una startup o inversor interesado en formar parte de nuestro ecosistema de innovación, por favor, ponte en contacto y visita nuestra página web. Ahora mismo estamos buscando las mejores startups en el espacio de FinTech, RegTech, InsurTech y DeepTech, para que formen parte del primer programa de incubación que empieza en Marzo del 2021 en Barcelona. Si estás interesado en postularte, ¡las solicitudes están abiertas!

FT: ¿Cuál creéis que es el desafío más grande en los próximos años para el ecosistema fintech español? 

España tiene una excelente reserva de talento y es un lugar atractivo para la innovación en fintech – siendo parte de la Unión Europea y actuando como enlace con América Latina, una de las áreas emergentes más  dinámicas de fintech. Por lo tanto, estamos comprometidos a reunir a los principales actores – las grandes empresas, las mejores  startups y los inversores. Iniciativas como España Digital 2025 y el reciente lanzamiento del  ‘sandbox’ regulatorio apoyarán aún más el desarrollo.

Sin embargo, a  nivel mundial, todavía tendremos que recuperar terreno para estar en la misma liga que los EE.UU., el Reino Unido o Israel. Esto requiere emprendedores resistentes y comprometidos que quieran crear el futuro de la banca y los seguros. Y nuestro lanzamiento en España es un fuerte compromiso para hacer que esto suceda. 

FT: Os hacemos una última pregunta para que pueda ser de ayuda a la comunidad de FT, qué pensáis que podría ser mejor para un joven, ¿empezar en el mundo laboral con una start-up con fuerte capacidad de innovación o una big corporation? 

Una vez escuché a un ponente en una conferencia que se refería a los bancos como “grandes FinTechs” – esto resonó conmigo porque creo que el mercado está cambiando de una manera donde tanto los titulares como las startups tienen que luchar por su posición en el mercado.

Por lo tanto, creo que independientemente de cuál uno elige (y ambos pueden enseñar mucho), será cada vez más importante traer una mentalidad emprendedor a su trabajo.

Categorie
Blog Spain

ENTREVISTA A ALFONSO SAINZ DE BARANDA, CHIEF GROWTH OFFICER DE BNEXT

FT: Empecemos con tu experiencia laboral, cuéntanos, dónde empezaste y ¿a qué te dedicas hoy en Bnext?

Empecé en Bnext como el, ¿7º? miembro del equipo, cuando apenas habíamos levantado nuestro primer Crowdfunding de 340.000€. Mi rol desde ese momento no ha cambiado, Chief Growth Officer aunque es cierto que mis responsabilidades han evolucionado… mucho 🙂

FT: El haber empezado tu carrera como consultor ha sido útil para tu experiencia como emprendedor en el mundo fintech? 

Totalmente. La consultoría, con sus más y sus menos, te enseña una ética laboral que es muy buena para el emprendimiento. Básicamente, te enseña la importancia de hacer un trabajo de calidad en tiempos muy cortos, aprendiendo a priorizar y entender que es lo que quiere el cliente. Y además, te da una resiliencia que como emprendedor se pondrá a prueba… muchas veces.

FT: En los últimos años hemos visto crecer Bnext de forma exponencial, hemos participado en la última campaña de crowdfunding como inversores, ¿hay alguna novedad que nos puedas contar?  

El COVID ha sido un duro golpe para los Españoles, y también para nosotros. Afortunadamente, el golpe nos pilló con dinero en el banco y con un equipo super comprometido que está dándolo todo.

Ahora mismo nos encontramos en medio de una migración de VISA a Mastercard que va a suponer un cambio brutal para nuestros clientes.

FT: ¿Cuál crees que es el desafío más grande en los próximos años para el ecosistema fintech español? 

Encontrar modelos de negocio viables que permitan ser sostenibles en un mundo donde la financiación va a ser cada vez más escasa.

FT: Te hacemos una última pregunta para que pueda ser de ayuda a la comunidad de FT, qué piensas que podría ser mejor para un joven, ¿empezar en el mundo laboral con una start-up con fuerte capacidad de innovación o una big corporation? 

Ninguna es mejor o peor. Creo que lo importante es lo que saques del trabajo. Lo más importante es que, estés donde estés, no dejes de formarte nunca y que siempre intentes salir de tu zona de comfort.

Categorie
Blog

QONTO, EL PRIMER NEOBANCO PARA EMPRESAS

Nueva reseña completa de la cuenta profesional Qonto, un instrumento ideal para las empresas que necesitan siempre más soluciones ágiles y rápidas para hacer crecer el negocio.

Quien haya pasado al menos una vez por el proceso de apertura de una cuenta corporativa, sabe cuánto tiempo se pierde en papeleo y lo difícil que es delegar el acceso si no es a través de interminables solicitudes y autenticaciones.

Además, es prácticamente imposible encontrar un banco tradicional que haya digitalizado sus procesos al 100%, para cualquier cosa hay que ir a la oficina y firmar documentos.

Registrarse en Qonto y utilizar los distintos servicios para gestionar las transferencias, los adeudos directos, las transferencias y los informes de gastos es un juego de niños. Además, una característica clave es que Qonto permite mejorar la gestión contable porque se puede integrar el sistema de contabilidad. Accesible tanto desde PC como desde el móvil. 

Factor de fundamental importancia, es que aunque Qonto es francesa, la cuenta corriente que se activa para una empresa española directamente con IBAN español. 

A pesar de tener una cuenta de gestión, se puede activar gratuitamente a modo de prueba durante los primeros 30 días tras el registro, sin ningún compromiso. 

“Utilizamos el diseño y la tecnología para dar a los empresarios y profesionales la experiencia bancaria que se merecen”

Alexandre Prot and Steve Anavi – Co-Founders @Qonto

El diseño en el centro de la revolución empresarial

Qonto es un servicio que nace de la simplificación de procesos corporativos anticuados y demasiado complejos para las empresas de nueva generación y más allá. Representa un aliado fundamental para la gestión financiera de las empresas, gracias a la extraordinaria sencillez que proporciona la mejor experiencia de usuario.

Qonto es a todos los efectos un neobanco con más de 120.000 clientes empresariales, que opera por tanto como una fintech en B2B entre Francia, Italia, España y Alemania. En España está activa desde mayo de 2019.

Uno de los puntos fuertes de Qonto frente al home banking tradicional es precisamente la gestión de cuentas con acceso multiusuario, que permite gestionar mejor los permisos de cada empleado, además de poder solicitar tarjetas personalizadas.

Las tipologías de cuentas que ofrece Qonto

Con un servicio de atención al cliente operativo y eficaz, es posible abrir una cuenta en menos de 15 minutos, eligiendo entre las diferentes cuentas en función del tamaño de la empresa.

Cuenta Solo

La cuenta perfecta para autónomos con acceso de un solo usuario, tiene una cuota mensual de 9 euros, incluye una tarjeta base One y 20 transferencias y adeudos SEPA al mes.

Cuenta Standard

La alternativa perfecta para una PYME que necesite utilizar la cuenta multiusuario hasta 5 miembros del equipo con 2 tarjetas de débito One ya incluidas en la cuota mensual de 29 euros. Las transferencias y adeudos SEPA incluidos por mes aumentan a 100.

Cuenta Premium

Tiene una tarifa de 99 euros al mes y es adecuado para empresas más estructuradas con un número ilimitado de usuarios que pueden activarse en la cuenta de la empresa. También se incluyen en la oferta 5 tarjetas de débito One físicas y un número ilimitado de tarjetas de débito One virtuales. Hay 500 transferencias y adeudos directos SEPA al mes.

Los tipos de tarjetas Qonto

A cada cuenta corriente corresponden instrumentos de pago electrónicos asociados, como las tarjetas de débito.

En el caso de Qonto, como ya se ha expresado en parte al exponer las distintas tarifas, existen 3 tarjetas disponibles con diferentes características.

qonto

Tarjeta One

One es la tarjeta básica de Qonto, no tiene ningún coste adicional ya que está incluida en la tarifa de gestión de la cuenta, a menos que se soliciten tarjetas adicionales a las incluidas en la tarifa que tienen un coste de 5 euros.

Los pagos con tarjeta en euros son totalmente gratuitos con un límite de 20.000 euros durante un periodo de 30 días consecutivos y 1.000 euros para las retiradas de efectivo que tienen un coste fijo de 1 euro por retirada.

Tarjeta Plus

La tarjeta Plus tiene una cuota adicional de 6 euros al mes, que permite mejorar ciertas condiciones en comparación con la tarjeta One.

Por ejemplo, las comisiones de los pagos extracomunitarios se han reducido a la mitad, al 1%, frente al 2% de la versión básica, el límite de pago con tarjeta se ha duplicado hasta los 40.000 euros y las retiradas de efectivo hasta los 2.000 euros durante un periodo de 30 días consecutivos.

También se incluyen 5 retiradas de efectivo durante un periodo de 30 días consecutivos, cada retirada posterior tiene un coste fijo de 1 euro.

Tarjeta X (metal)

La versión premium entre las 3 propuestas, se alinea con la tendencia del metal tiene un coste mensual de 20 euros por tarjeta que se suma al coste del plan mensual.

Prácticamente todos los servicios de pago extra de la UE, las retiradas y las comisiones están incluidos en la tarifa. 

Existen límites de gasto de 60.000 euros durante un periodo de 30 días consecutivos y de 3.000 euros para las retiradas de efectivo. 

El tipo de seguro de la tarjeta es premium y se añaden en comparación con las versiones anteriores, el acceso a las salas VIP de los aeropuertos y un servicio de conserjería con un asistente personal disponible los 7 días de la semana.

Para obtener más información y ver todas las características distintivas de cada tarjeta y cuenta, visite las páginas “Tarifas” y “Tarjetas” del sitio web de Qonto.

300x250 Banner Empresas

Disclaimer: Como siempre en nuestras reseñas sólo seleccionamos fintechs y productos que conocemos y utilizamos de primera mano. No somos asesores financieros, evaluamos las fintechs por sus servicios y expresamos una opinión totalmente personal.

Categorie
Blog

LOS MEJORES MÉTODOS PARA VALORAR TU EMPRESA

Existen numerosas técnicas de valoración de una startup, en este artículo hemos resumido algunas de las más importantes.

Cuando se hace una inversión, por ejemplo una casa, se conoce su valor.

Del mismo modo, cuando se invierte en una empresa es necesario conocer su valor, pero ¿Cómo se estima este valor? ¿Cómo se llega a un precio?  

No es una cuestión que afecte solo al inversor, porque hemos comprobado repetidamente que algunos empresarios no saben cuánto vale realmente su negocio, lo cual es muy curioso porque la empresa suele ser uno de los principales activos de una familia o de un empresario en general.

Así pues, tanto si eres un empresario como un inversor, si quieres entender el mundo de los negocios necesita saber cómo se valora una empresa.

Para entender la importancia de la valoración de empresas, vamos a ver los principales métodos que se utilizan, ya que el valor de una empresa es un indicador clave en una inversión y es necesario, por tanto, conocer los métodos de valoración y entender cómo funcionan, pero también cómo no confiar sólo en ellos (especialmente si estamos invirtiendo en una start-up).

Partimos de la base de que las valoraciones siempre estarán determinadas por la oferta y la demanda. Como siempre, es el mercado el que decide el precio de cualquier activo, incluidas las empresas.

También hay que tener en cuenta que algunos de los métodos de valoración más utilizados, como el Discounted Cash Flow (DCF), son más utilizados para empresas maduras que tienen años de funcionamiento a sus espaldas y rara vez se aplican (de hecho, nunca deberían aplicarse) a una start-up de alto potencial, esto es debido a que las start-ups son empresas con altas expectativas de crecimiento pero con pobres resultados actuales, que por tanto pueden tener un gran futuro que no sería expresado por los métodos que acabamos de mencionar (¿cómo se podría evaluar un flujo de caja de una start-up que acaba de validar su VPM?)

Así que empecemos por el principio, como hemos dicho, el mercado: la oferta y la demanda.

1. Método de los fundadores 

La oferta proviene de los fundadores, pero ¿cómo deciden el precio de su empresa?

Los empresarios, sobre todo en la fase inicial, determinan la cantidad que quieren/necesitan recaudar mediante la venta de una parte del capital (capital que se utilizará para el desarrollo de las futuras fases de la empresa); a continuación, determinan el porcentaje de capital que quieren transferir a los futuros socios, es decir, cuánto capital quieren vender.

Así se obtiene la primera valoración, que tendrá que encontrar una contrapartida, y el mercado vuelve a dictar sus leyes, sin contrapartida la valoración no vale nada. 

Por otro lado, los inversores (sobre todo si se trata de una start-up) utilizarán un método de valoración, pero principalmente estimarán si la empresa tiene un potencial de revalorización suficiente para colmar sus expectativas de rentabilidad, dicho de forma sencilla: si su inversión, al vencimiento que han previsto, puede generar un excedente positivo suficiente para compensar el riesgo de la misma.

2. Método: Valoración de activos

Empecemos con una distinción: 

– Valor de la empresa = Valor de una empresa

– Valor de los fondos propios = Valor de los fondos propios

El valor de una empresa es igual al valor de los fondos propios + su posición financiera neta (PFN), puede que no sea muy intuitivo pero sigamos con el razonamiento. 

El valor de los fondos propios es igual al valor de una empresa: el PFN. 

Continuando con la ecuación, el valor de una empresa es igual al valor de los fondos propios + el PNF.

En este caso, se trata de un método anticuado que se utilizaba sobre todo en el pasado. Hoy en día representa un paso intermedio hacia la valoración mediante múltiplos.

3. Método: múltiplos

La valoración por múltiplos implica un análisis del valor de otras empresas similares, es decir, empresas que operan en el mismo sector. 

Pero vayamos al fondo del asunto, ¿qué son los múltiplos comparables o, mejor dicho, cómo funcionan?

Los múltiplos comparables relacionan el valor de una empresa con algunos de sus principales indicadores (EBITDA, Ventas, etc.).

Por ejemplo: se relaciona el valor de la empresa con las ventas, el EBITDA y los beneficios.

Así, si un múltiplo es 3 veces el EBITDA, significa que el valor de la empresa es 3 veces su EBITDA.

Es un método fácil de entender pero a la hora de utilizarlo es necesario elegir los múltiplos que se quieren utilizar y que son especialmente válidos e ilustrativos para el sector al que pertenece la empresa (EV/ventas, EV/EBITDA…).

Destacamos el hecho de que para utilizar este método se necesitan referencias que, cuando se trata de empresas que cotizan en bolsa son fáciles de encontrar porque los datos son públicos, pero se hace un poco más difícil cuando se trata de empresas que no cotizan.

4. Método: Inicio de la valoración a través de los flujos de caja

Este es uno de los mejores métodos de valoración, porque ¿Qué es lo que queremos al hacer una inversión en un negocio? Obviamente, que se generen futuros flujos de caja positivos.

Pero estos datos no siempre son representativos de una empresa, especialmente si hablamos de una startup. 

La valoración mediante flujos de caja no es fácil de utilizar, especialmente si somos inversores en empresas de nueva creación, ¡no podemos ni debemos utilizarla! Desvirtuaría lo que puede ser una intuición o confianza que le estás dando al fundador o incluso a la empresa; estamos hablando de un método válido para empresas que están en una fase avanzada de maduración. 

Siguiente paso: ampliación de capital

Cada uno de estos métodos nos da una valoración Pre-Money, que es la evaluación de la empresa antes de realizar una ampliación de capital en la que participarán los socios que decidan invertir. 

Así que vamos a ver qué pasa con la ampliación de capital, que es el siguiente paso después de la valoración Pre-Money.

¿Cómo funciona? Hagamos un ejemplo práctico para que sea fácil de entender. 

1. Una empresa tiene un capital social de 10.000 euros, que serían los fondos aportados por los fundadores en el momento de la constitución;

2. Se aprueba una ampliación de capital por un importe adicional de 100.000 euros, con lo que los inversores inyectarán la cantidad que deseen invertir;

3. La valoración inicial de la empresa es de 1 millón de euros y los accionistas ceden el 10% de las acciones a los inversores;

4. Si se inyectan 100.000 euros como capital social, el capital social resultante sería de 110.000 euros y los inversores habrán adquirido el 90,9% del capital.

Pero aquí interviene la primera emisión, de modo que los 100.000 euros inyectados por los accionistas se distribuyen de este modo:

– 1.000 euros al capital social (redondeando las cifras por comodidad)

– 99.000 euros como capital de primera emisión.

De este modo, los inversores, tras realizar la ampliación, tendrán el 10% del capital social y los fundadores el 90%, para mantener el control de la empresa.

Para concluir, digamos que la valoración no es una ciencia exacta como tampoco lo es la inversión, citando a un famoso titán de la inversión “invertir es simple, no es fácil”.